» Tienda online

Luna ascendente y descendente

A veces se confunde luna ascendente con luna creciente, pero son fenómenos totalmente distintos. Por ejemplo: la Luna puede ser al mismo tiempo creciente y descendente.

El movimiento ascendente y descendente que realiza la Luna en su ciclo mensual es comparable al del ciclo anual del Sol. En el hemisferio norte, a finales de diciembre, el Sol se levanta por el sureste y se pone por el suroeste; el arco que describe en el cielo es pequeño (al mediodía el Sol está bajo). A medida que pasen los días, hasta finales de junio, este arco se hará mayor, el Sol saldrá cada día más hacia el noreste y se pondrá más hacia el noroeste (al mediodía el Sol se halla

cada vez más vertical). El Sol asciende durante medio año y desciende durante el otro medio. La Luna realiza un movimiento similar durante 27 días, 7 horas y 43 minutos; este ciclo se llama revolución lunar periódica o sideral: durante 14 días la Luna asciende o se eleva en el cielo del hemisferio norte (primavera lunar) para después descender durante otros 14 días (otoño lunar).

 

 

La Luna es ascendente durante el período en que, cada día, su órbita aparente es más elevada que el día anterior. Es necesario observarla dos días seguidos para saber si sube o baja; un día se mira la Luna y se toma una referencia de su altura en el cielo, sin ayudarnos de las estrellas como referencia. Al día siguiente, la Luna vuelve a pasar por la misma vertical en un intervalo de tiempo que puede variar desde unos minutos hasta una hora más tarde aproximadamente. Si está más arriba significa que es ascendente.

 

En nuestro lunario las curvas concernientes a la luna ascendente y descendente son válidas para el hemisferio norte hasta el Trópico de Cáncer y las mismas curvas invertidas son válidas en el hemisferio sur hasta el Trópico de Capricornio. Entre los dos trópicos hay una inversión regular.